¿Quiénes somos?


La Red del Camino somos iglesias locales, siervas y siervos, participantes de la vida en el reino de Dios. Así como una red está conformada por muchos hilos y nudos conectados entre sí, nosotros nos vinculamos en respuesta al llamado radical de Jesús de "amarnos los unos a los otros como él nos ama". Como Red, nos relacionamos como amigos y amigas con vocación de servir, acompañarnos y trabajar juntos en la misión de anunciar y vivenciar las Buenas Nuevas en América Latina y el Caribe. Bajo estas perspectivas y prácticas, también se suman a la Red organizaciones pro-eclesiásticas encarnadas en la sociedad latinoamericana. 

En la Red del Camino nos comprendemos fundamentalmente como un "movimiento". Nos desarrollamos como un impulso del Espíritu que anima a otras congregaciones a servir al prójimo, bajo la visión de Dios como Señor de la historia y del ser humano como un ser integral.

Nuestro sentido de red responde a las enseñanzas de Jesús de amor en libertad, valoración y de vida en comunidad. Es así que desarrollamos la misión cristiana como aquella que busca la transformación integral de cada persona y de la sociedad entera en términos espirituales, socioeconómicos, político-culturales, etc. Una transformación que creemos que puede darse en la vida en el reino de Dios (ver "valores y prácticas"). 

Nos relacionamos como red porque entendemos que la gracia de Dios se manifiesta de diversas maneras en las iglesias. Creemos que cada una de ellas está llamada a bendecir a las demás como parte de su misión. Estas relaciones de valoración mutua glorifican a Dios puesto que reconocen al hermano como un don, un don que junto a otros dones, puede formar una red de acciones que persuadan a otros a amar de la misma manera. Nuestro mensaje más poderoso como red es nuestra práctica como red. 

Nos hemos definido como "del Camino". Sabemos que desde sus principios los cristianos se definieron de esta manera. Quizás por su identificación con Jesús como "el Camino". Y es que Jesús es el Camino en el sentido que nos invita a transitar sus opciones de vida, sus objetivos, sus luchas, su cruz, pero también, su resurrección y la vida en el reino del Padre. "Camino" también es sumarse a los demás en su andar. Jesús se sumó a la vida del pueblo y les compartió la buenas nuevas desde ese "lugar". Hoy seguimos a nuestro Maestro y nos sumamos a Su andar y al de nuestras comunidades. Sabemos que este "camino" se construye caminando. No presuponemos todo nuestro trayecto. La Red del Camino somos por eso un movimiento que se suma al andar de otras comunidades, y juntas, constituimos un andar en el seguimiento de Jesús. Nuestra dinámica es ser sensibles a las necesidades del mundo y a las señales de los tiempos. Por ello también estamos abiertos al Espíritu santo para aprender nuevas formas de entender la misión de Dios y de llevarla adelante entre los excluidos de nuestro mundo. Jesús sigue con nosotros, discernimos su voz en las Escrituras y en Su presencia en el clamor de los excluidos de este mundo. 

La Red del Camino es un espacio de amigos y amigas. Somos conscientes que nuestra comprensión de la fe y la misión algunas veces implica cierta soledad. Parte de nuestra razón de ser es acompañamos, pastoreamos y animamos a seguir con la misión encomendada. Festejamos como amigas la vida en el reino y nos gozamos de contar unos con los otros en la misión del reino.

Home ¿Quiénes somos?